Nuestro consejo de fin de semana para los amantes del deporte: Una excursión de senderismo por Sol de Mallorca.

La fácil caminata costera comienza sobre el pequeño puerto de Sol de Mallorca. Frente a la casa número 40 de la avenida Portals Vells, una empinada escalera de piedra baja hacia el agua. Ya desde arriba hay una fantástica vista al agua turquesa de las bahías de Portals Vells. A la derecha de la plataforma, un pequeño camino lleva a Playa del Rey después de unos minutos y unos minutos más tarde a Playa del Mago, que es muy popular entre muchos bañistas. Ahora, detrás del restaurante, un sendero de acantilado lleva desde la playa de Es Mago a la izquierda hasta una gran llanura en terrazas desde la que se llega a la playa más grande, la de Sa Platgeta. La popular playa ofrece un restaurante de pescado muy concurrido en verano y, especialmente los fines de semana, muchos veleros y yates a motor anclan frente a la costa. Continuamos hacia la cuarta bahía, la Platja de sa Caleta. Desde allí se accede a las cuevas de las Coves de la Mare de Déu por una escalera y un camino señalizado. La gran gruta fue utilizada en su día como cantera de bloques de arenisca para la construcción de la Catedral de la Seu de Palma y de la Iglesia de Santa Eulalia. También se dice que los hippies solían vivir en esta cueva. No queda mucho de un pequeño altar que estaba detrás de una reja de hierro a la entrada de la cueva. Por supuesto, también se encuentran innumerables latas de cerveza y botellas de vino vacías, pero para los niños es una experiencia única descubrir este lugar.